Trucos de decoración para que tu hogar sea sostenible

 
 
 La decoración no se trata únicamente de estética. El arte de la decoración puede servir para ahorrar
energía, y como consecuencia, dinero en nuestras facturas energéticas. ¿Quieres saber cómo? Aquí
te damos unos cuantos trucos para conseguirlo, no te los pierdas.
 
Sostenibilidad en el ambiente y en las facturas 
 
Para empezar, una decoración puede ayudar a que nuestra casa sea un espacio sostenible, pero no
será suficiente. Si queremos colaborar con la protección del planeta tenemos que escoger tarifas de luz o gas a través de un comparador, para conocer las que nos ayudan a ahorrar energía y dinero.
Por ejemplo, existen tarifas limpias de gas natural y de luz cuya energía procede de fuentes
renovables, por ello es una opción muy atractiva para contratar estas
ofertas de gas natural o luz.
Por otro lado, es conveniente comparar las tarifas tanto de gas como de luz. De esta forma,
conseguiremos ahorrar si conocemos nuestro consumo y buscamos la mejor modalidad que puede
ser con la compañía Gas Natural Fenosa (actual Naturgy), Endesa, Holaluz, etc. Esto se ve muy
claro en la luz, en las tarifas de discriminación horaria donde el precio del kWh cambia dependiendo
de la hora. En esta línea, con el gas, ya sea de la compañía Gas Natural Fenosa o de cualquier otra, se podría ahorrar si el consumidor no se conformara con una lectura estimada. Si es él mismo el que pasa la lectura de su consumo de gas natural a la comercializadora será más exacto y le cobrarán
por su gasto.
 
 ¿Cómo decorar tu vivienda de forma sostenible? 
 
¡Enhorabuena! Si has llegado hasta aquí es que has sobrevivido al tedioso tema de las facturas
energéticas. Por lo tanto, tu compromiso con el medio ambiente es firme. Aquí te damos unos cuantos
trucos para decorar tu casa y ser eco:
Plantas: llena tu casa de plantas. Es una opción que no solo hace que los espacios luzcan
más vivos y naturales, sino que las plantas absorben las sustancias tóxicas y actúan de
humidificadores naturales.
Reciclaje: otra alternativa es optar por objetos reciclados, es decir, dar una nueva vida a
botellas, latas, etc. Además, con la filosofía DIY (Do It by Yourself) podrás transformar los
objetos tú mismo.
Pintura ecológica: los colores de las paredes son un punto importante a la hora de la
decoración, que tendrán que ir en consonancia con estos. Por ello, podemos elegir pintura
ecológica, la cual no emite gases tóxicos y es biodegradable.
Luces LED: no te prives en tu iluminación, escoge todas las lámparas que quieras para darle
un estilo especial a tu casa pero no te olvides de utilizar bombillas LED. Esta modalidad
consume mucha menos energía y su vida útil es más larga que las tradicionales.
Artículos de comercios locales: hay muchos comercios locales que fabrican elementos de
decoración. Encuentra aquellos que estén en tu barrio y ahorra energía gracias a su compra,
puesto que no necesitan un gran transporte. Además, fomentarás la economía circular de tu
zona.
Si quieres leer más sobre decoración eco-friendly no te pierdas este artículo

No se admiten más comentarios